Exploramos en este artículo las tendencias tecnológicas presentes en el discurso de los ERP más competitivos del mercado.

El mercado de las plataformas de gestión empresarial se enfrenta a una oferta sin precedentes. Las tecnologías de la industria 4.0 con las que generar herramientas que mejoren la productividad de las empresas están en auge. Un estudio de la consultora Accenture afirma que, solo cuando el sistema informático principal de la organización (ERP) es capaz de conducir la innovación y agilidad que demanda el modelo de consumo actual, la organización puede ganar en competitividad.

Integraciones dentro y fuera de la nube

Un buen sistema de gestión debe ser capaz de gestionar la información corporativa de manera segura. Pero también debe poder enlazar con el resto de plataformas de la organización. Por ejemplo, debería poder enlazar sistemas de contabilidad (que son parte del paquete de finanzas on-premise) con operaciones de tráfico (en formato cloud). Esta situación híbrida de soluciones es la tendencia estratégica de muchos CEOs. Por eso los ERP deben ser capaces de establecer interfaces robustas con las diferentes plataformas.

El poder del «en tiempo real»

Los modelos de producción lean dependen en gran medida de la capacidad que tienen los sistemas de gestión para soportar respuestas en tiempo real. En el sector del transporte y la logística, esto permite mantener la trazabilidad de los envíos. Así como para para simular, planificar y modelar previsiones desde el mismo ERP. Según el mismo informe de Accenture, más de dos tercios de las soluciones actuales no cuentan con arquitecturas de análisis que soporten estas funcionalidades. El concepto de «arquitecturas inteligentes» para ERP comienza a ser una innovación necesaria en las nuevas versiones. Ya que la toma de decisiones en tiempo real se está convirtiendo en parte integral de los procesos. Ya no es un procedimiento separado de la actividad en sí.

Movilidad

Las empresas adoptan cada vez más modelos descentralizados de operación. Trabajadores ubicados en diferentes puntos geográficos, acceso a diferentes medios de comunicación… Por este motivo, la tendencia es que los ERP mejoren considerablemente su accesibilidad e interfaz de usuario. Para permitir el operar desde diferentes tamaños de dispositivos y anchos de banda. Las herramientas relacionadas con la gestión comercial, por ejemplo, son las primeras en adoptar total accesibilidad.

Integración con el Internet de las Cosas (IoT)

El boom del IoT, debido a una combinación sin precedentes de prestaciones y costes, hace que actualmente podamos recoger datos de cualquier parámetro de interés para nuestro negocio. Empresas como Aine IoT  fabrican un dispositivo para la monitorización en tiempo real de contenedores, con inteligencia para detectar golpes, cambios de temperatura y movimientos fuera del radio de acción. Esta información debe poder visualizarse y utilizarse en la plataforma de gestión empresarial, por lo que la tendencia a nivel de ERP es la de integrar de manera segura y ágil toda la información que pueda aportar información de valor a la operativa de negocio.

Gestión del Big data

A día de hoy cualquier empresa, por pequeña que sea, genera miles de datos en su operativa diaria. Datos que son susceptibles de convertirse en información de valor para las organizaciones, con las herramientas de análisis adecuadas. Tecnologías como el machine learning, rama de la inteligencia artificial, han demostrado ser herramientas de alto valor para capturar estos datos y convertirlos en información relevante que permita, por un lado, mejorar la toma de decisiones, y por otro, automatizar decisiones del día a día. De esta forma, los módulos de Business Intelligence están cogiendo cada vez más protagonismo en la oferta de ERP de 2019, mediante la adopción de tecnologías que mejoran la toma de decisiones.

Los ERP tienden, en general, a responder de manera más segura, rápida y fiable a la gestión de la información en constante crecimiento de las organizaciones. Big data desde sistemas híbridos, IoT, integraciones y usuarios múltiples. La importancia de su presencia en las empresas como orquestador de la información para la toma de decisiones, es incuestionable.