Desde el 22 de febrero de 2019, la carta de porte digital (e-CDP) y el e-CMR han sido oficializados por el Reglamento de Ordenación de Tráfico Terrestre (ROTT), equiparándose legalmente a sus análogos en papel.

Esta modificación del ROTT supone un avance importante para la transformación digital del transporte terrestre a través de la conectividad digital. Aunque aún quedan muchas dudas sobre viabilidad a corto plazo de la utilización de estos documentos en su formato digital. Aclaramos algunos de los puntos más importantes sobre su implementación y uso.

¿Qué es el e-CMR y cuáles son sus ventajas?

El CMR no es un documento en sí, si no un protocolo ratificado por la ONU y adoptado por cada país. En el CMR se estandariza la información que debe existir en un contrato de transporte entre el cargador, el transportista y el destinatario. Su versión electrónica, el e-CMR, acomoda la misma información en un documento digital que está disponible en una plataforma común.

“El e-CMR permite a un transitario recibir el acuse de recibo en tiempo real, facilitando una mayor agilidad en la gestión administrativa de los envíos»

NATALIA ERHARDT
Consultora Senior de _b first en bytemaster

La gran ventaja del e-CMR es la disponibilidad de la información en tiempo real. Natalia Erhardt, consultora senior de _b first en bytemaster y especialista en transporte terrestre, comenta: “Hoy en día, para que un transitario pueda facturar un servicio, debe recibir el CMR firmado del transportista. Si el transportista tarda dos días en volver, son dos días que un servicio tarda en ser facturado. Con el e-CMR, un transitario podría obtener el acuse de recibo en tiempo real, permitiendo más agilidad en la gestión administrativa de los envíos. Sin duda, esto supone un salto competitivo de importancia para el sector del transporte.”

Por otro lado y según Natalia, están la veracidad y precisión de los datos. “Un formato digital fuerza a las partes a completar de manera legible y correcta todos los datos de un CMR, facilitando así la lectura, gestión y trazabilidad de los contenidos del contrato a lo largo de la cadena de valor. Ciertamente, es una oportunidad para los operadores logísticos que vale la pena adoptar con una integración a su ERP”.

¿Cómo funciona?

La implementación del e-CMR conlleva la necesidad de un partner que pueda actuar como “tercero de confianza”. Éste debe garantizar la cobertura legal de las operaciones y asegurar la veracidad, seguridad y trazabilidad de la información contenida y actualizada en el e-CMR a lo largo de su viaje. Así, en Europa existen dos soluciones de relevancia en que dan respuesta a esta necesidad: Transfollow Pionira.

Ramón Fernández, Director de Despliegue y Operaciones en Transfollow para España, nos comenta que las ventajas de utilizar el e-CMR supera con creces los inconvenientes que puedan existir actualmente. Todos los e-CMR se gestionan desde una plataforma que actúa como “tercero de confianza”.  Además cada reserva, modificación y cambio de estado se realiza mediante firma electrónica de una de las partes a través de la misma aplicación. Esto asegura la legitimidad de la información en todo momento. Además de conceder validez legal a la información contenida en el e-CMR, ya que el documento es inalterable y no-manipulable.

¿Cómo se puede implementar?

En particular, la plataforma de Transfollow es relativamente sencilla de implementar. Se integra vía API a los sistemas de gestión de los involucrados y construye automáticamente el e-CMR en la plataforma para su consulta y procesado. Para un transitario, la implementación consiste en integrar vía API la aplicación escogida. Esto permite que, en el momento de generar una orden de transporte desde el ERP, ésta se genere automáticamente en la plataforma de e-CMR. Sin imprimir nada. El transportista, conectado a la plataforma, recibe el e-CMR para el transporte de la mercancía a través de su dispositivo móvil. Mientras que en el punto final, el destinatario recibe la mercancía haciendo uso de su propia integración con la plataforma.

Una plataforma de gestión de e-CMR actúa como gestor entre los diferentes actores de la cadena de transporte terrestre. La plataforma recibe, actualiza e informa sobre todas las actualizaciones de la carta de transporte. Las modificaciones se realizan mediante firma electrónica para asegurar su legitimidad.

Qué es lo que falta para que pueda ser operativo

Si bien la implementación de una solución de e-CMR es sencilla del punto de vista técnico, requiere la adopción del máximo de actores de la cadena logística para ser de utilidad. Como todas las plataformas que actúan como “clearing house”, el mayor desafío que tiene el funcionamiento óptimo de una plataforma de gestión de e-CMR es la adopción por parte del sector logístico y administraciones públicas involucradas. Los operadores logísticos tienen que tomar la iniciativa, asesorándose con su partner tecnológico para alcanzar una mayor digitalización de sus operaciones.