A raíz de la pandemia COVID, bytemaster se replantea el tipo de empresa que quiere ser a futuro, de ese momento surgen las bases que proporcionan a la compañía herramientas para enfrentarse a los retos por venir.

En consecuencia se toman medidas como el trabajo remoto flexible para todos los empleados, facilidad en los viajes y conciliación familiar, equipamiento para teletrabajar además de la reforma de las oficinas de Mataró para convertirla en un espacio más de ocio, de proyectos, de reuniones en remoto con un aspecto mas moderno y creativo.