Tiempo de lectura: 3 minutos

Hoy en día, las empresas estrechan lazos con la tecnología, se digitalizan, se vuelven más conectadas, más flexibles y automatizadas. En definitiva, están en constante evolución hacia la transformación digital total.

Por eso la gestión adecuada de los riesgos sigue siendo una de las actividades más importantes en la ciberseguridad para las empresas, convirtiéndose en fundamental el hecho de que sea capaz de comprender el entorno en el que se encuentra y analizar las potenciales amenazas asociadas a sus productos, servicios e infraestructuras. 

El coste medio de un ciberataque a una pyme es de 35.000 euros y el 60% de las pymes cierra seis meses después de haber sufrido un ciberataque.

Hoy en día los ataques no paran de producirse, además cada vez son más sofisticados y más dañinos. Además, la protección del negocio frente a ciber amenazas cobra cada día mayor relevancia, ya que van en aumento y son cada vez más sofisticadas.

 

En 2018 las pérdidas generadas por los ciberataques ascienden al 0,8% del PIB Mundial, estimado en unos 74,15 billones de euros

Por esto, antes era necesario contar con soluciones protejan a tu organización de manera integral desde los equipos perimetrales hasta los dispositivos Pc / Móvil.

Ahora no es suficiente, las empresas son conocedoras de sus negocios pero novatas en ciberseguridad, ocuparse ellas mismas de esta tarea es un error.

Es necesario que hoy en día las empresas realicen auditorías de ciberseguridad y cuenten con aliados expertos en seguridad, empresas especializadas que protejan, monitoricen y tomen acciones rápidas para minimizar los riesgos. En definitiva, deja que te protejan expertos.

Desde bytemaster recomendamos tener muy bien cubiertos 3 niveles de protección:

  • Contar con una buena solución de protección perimetral, firewalls de última generación, en constante actualización y siempre monitorizados en todo momento por expertos. Proteger las redes de las compañías es indispensable.
  • Contar también con una solución de antivirus endpoint para equipos móviles como portátiles o teléfonos. Una intrusión con éxito puede afectar a un gran número de equipos.

En 2018 el ransomware WannaCry infectó a 300.000 ordenadores de 150 países.

  • Por último, contar con buenas políticas de seguridad en la compañía, pero sobre todo, los usuarios han de aplicar la primera medida de protección y más potente que es, el sentido común y la prudencia.

Os dejamos unos consejos de cara a localizar correos fraudulentos:

  • Tener cuidado con los correos de entidades o servicios que no esperáis recibir.
  • Revisar la ortografía de estos correos, las faltas o palabras utilizadas en un contexto erróneo son pistas de que el mensaje es fraudulento
  • No pulséis enlaces y nunca introduzcáis datos personales, pines o cuentas bancarias en páginas que no están validadas o son sospechosas
  • No accedáis a pagar ningún soborno si os amenazan que disponen de material personal comprometido, (fotos, videos, etc.)
  • No interactuéis nunca con los remitentes de estos correos fraudulentos, marcarlos como correo no deseado y eliminarlos
  • Poneros en contacto con expertos si dudáis o notáis que estáis siendo atacados.

En concreto para las empresas de logística y cadena de suministro, que en los últimos años se está incrementando el nivel de digitalización, contar con una buena estrategia de ciberseguridad es vital.

Trabajan con muchos datos, relativos a muchas mercancías en movimiento y con mucha documentación asociada, tener un “parón “por un ataque informático, aunque solo sea por unas horas, puede poner en riesgo el futuro de la compañía.

Si quieres recibir más información o asesoría, ponte en contacto con nosotros y te ayudaremos a estar más defendido.