Tiempo de lectura: 2 minutos

El Medio Ambiente y su impacto en el Sector Logístico

El sector logístico aporta un 25% del Co2 en España, según la Agencia Europea del Medio Ambiente, y es una cifra que parece que aumentará durante el paso del tiempo por el incremente de e-commerce de las pequeñas y grandes tiendas. Ahí es donde el sector tiene que dar un paso adelante y apostar por una distribución mas inteligente e innovadora que sea capaz de respetar nuestro entorno natural y que no sea un impedimento al crecimiento económico. 

¿Cuáles son los retos del sector con el medio ambiente? 

  • Medir la huella de carbono de las operaciones logísticas para así tener un punto de partida sobre el que barajar medidas en pro de la sostenibilidad y controlar los resultados de las mismas. Una de las metodologías más extendidas para el cálculo del consumo de energía y de los niveles de emisiones de gases de efecto invernadero es la norma internacional UNE-EN 16258:2013.
  • Reducir la contaminación del aire, suelo, agua y auditiva, analizando el impacto que tiene cada una de las áreas logísticas, en especial la ligada al transporte.
  • Hacer un uso racional de los suministros, reutilizando contenedores y reciclando embalajes.
  • Haciendo extensiva la sostenibilidad a la cadena de suministro, la logística ambiental está marcada también por la concepción de los productos y supackaging. Ambos deben diseñarse de manera que se minimice su impacto ambiental. 

Entonces ¿Cómo podemos conseguir reducir el impacto? 

  • Una de las mejores medidas que puede adoptar el sector es invertir en una huella de carbono para saber realmente el total de gases que se emiten sus operaciones, esto no solo va a servir para tener conocimiento, también para saber optimizar al máximo nuestros viajes. 
  • Otra de las opciones es ir cambiando nuestra flota de vehículos hacía una flota mas respetuosa con el medio. Vehiculos que fucionan con GNL o vehículos hibridos o eléctricos a dia de hoy son la mejor opción para no perder eficiencia a la hora de transportar nuestras mercancías y tener una mayor conciencia de la protección del planeta. 
  • Ademas también podemos ayudar al medio con softwares que nos ayuden a optimizar nuestras rutas y que tengan por bandera la automatización y la eliminación del papel en nuestra operativa, porque no solo hay que mirar la emisión de gases en carretera, el impacto del gasto de papel en la oficina también debemos empezar a reducirlo y optar por la digitalización de nuestros sistemas. 
  • Y hablando de oficinas, también podemos dotar a nuestros espacios de trabajos de una instalación de placas fotovoltaicas u otro sistemas de energía renovable ya que muchas empresas también trabajan de noche, reduciendo el consumo eléctrico y de luz artificial. Y aunque estos sistemas son una inversión nos daremos cuenta que nuestras facturas de consumo bajan considerablemente y que al final recuperamos la inversión realizada. 
  • El uso de embalajes ecológicos y de productos reciclados es una de las maneras que tenemos de contribuir a la mejora de nuestro entorno, además la reutilización de contenedores o el enviar las facturas por correo electrónico es otra de las buenas practicas que podemos adoptar. 

A pesar de la batería de medidas que podemos adoptar para hacer una logística mas verde, todo esto se complementará mejor en el momento que el gobierno ponga a disposición de las empresas una serie de medidas que incentiven todas estas opciones, desde el cambio de la flota hasta la instalación de las diferentes opciones para poder acceder a energías renovables y el autoabastecimiento.