Desde el nacimiento del Bitcoin, con su tecnología del blockchain o cadena de bloques, los sectores económicos se han ido transformando y entre ellos el sector de la logística. Esta tecnología en la que se apoyaba la criptomoneda más famosa se va a extender para el resto de actividades.

¿Qué es el blockchain?

Este sistema nació como base de la moneda virtual Bitcoin. Hasta ese momento cualquier transacción económica entre dos partes necesitaba un agente económico o intermediario entre ambos.

Este agente económico que podía ser un banco, PayPal o Visa venía a recoger toda la información del emisor de la transacción y la ejecutaba en el banco de la otra parte. Durante este proceso las empresas estábamos sujetas a las condiciones y comisiones de estos intermediarios.

Un problema adicional consistía en que el intermediario tenía además todos los datos de ambas partes y de la operación, pudiendo venderlos a cualquier agencia en busca de bases de datos.

Esta nueva tecnología viene a acabar con todo esto, ya que las dos partes pueden hacer las transacciones o negocios directamente, ahorrándose por tanto las comisiones y además protegiendo sus datos. Los datos viajan encriptados entre los dos lados resguardando toda la información.

Características de la cadena de bloques

– La tecnología se ha expandido a otros sectores no solo al económico.

– La información tiene que ser verificada por todas las partes implicadas, una vez hecho esto se da por validada. No se puede borrar la información registrada y se deben cumplir las reglas que se han establecido.

– Para culminar la transacción el proceso debe ser aceptado por los dos lados y que quede registrado en el bloque que corresponda.

Las diferentes plataformas

Hay tres posibles cadenas de bloques

Cadenas públicas. Todo el mundo puede participar en los nodos, no hay restricciones. Para los negocios hay menos seguridad.

Cadenas privadas. El acceso está restringido a quienes permitan los usuarios de las redes. Está todo más controlado y la seguridad es mayor.

Multichain. Su origen son las cadenas privadas pero el administrador permite crear subcadenas con usuarios con distintos permisos.

La transformación de la logísitca por el blockchain

En las operaciones comerciales de carácter internacional la dificultad de las transacciones es altísima. Se implican infinidad de partes y supone realizar una gran cantidad de papeleo con un coste económico importante.

Los agentes de la operación tienen que pasar por gran cantidad de intermediarios, desde aduanas de varios países, bancos, aseguradoras, agentes logísticos,… muchos de ellos a miles de kilómetros de distancia, que ni se conocen ni lo llegarán a hacer en muchas ocasiones.

Todo este proceso supone adoptar más medidas de seguridad al intervenir tantas partes, muchas de ellas desconocidas. El proceso se dilata en el tiempo incrementando sus costes económicos.

El impacto del blockchain

La nueva tecnología tiene unas características que va a influir en la logística de varias maneras

– Este sistema es una gran base de datos donde se encuentran interconectadas todos los miembros, de manera permanente. Cada parte posee un nodo de esta conexión pudiendo gestionarlo, de este modo se liberalizan las transacciones, logrando que todo se descentralice.

– Una herramienta que ofrece son los contratos inteligentes, estos eliminarán trabas y dificultades como son la documentación en papel. Estos contratos son fijados entre los miembros que intervienen en la operación y se ejecutará de manera automática sin necesidad de que intervenga cualquier ser humano.

El contrato en sí es un programa informático donde las partes fijan el objeto del mismo, las acciones a realizar y las cláusulas que le afectan. El programa se extiende por todos los miembros de la red sin que nadie pueda modificarlo.

– La implantación en el sector logístico se ha extendido a 4 niveles de momento. Transporte terrestre de mercaderías, trazabilidad de los productos, comercio internacional y el reparto en la última milla. Ya existen empresas privadas que están operando en estos campos, así como servicios públicos como correos de Canadá, Australia o Estados Unidos.

– Estas tecnologías permitirán las alianzas entre distintos operadores, para conseguir implantar estos sistemas y lograr que se expandan por la cadena de distribución.

– La tecnología permitirá una optimización de todo el proceso. Todos las partes conocerán la información y la compartirán en tiempo real, evitando las demoras y los costes innecesarios.

– Al quedar todos los movimientos registrados, los operadores podrán realizar un seguimiento de todas las operaciones y auditarlos.

Máxima seguridad. Toda la información viaja y se almacena encriptada, por lo que nadie podrá manipularla ni leer su contenido si no es uno de los miembros implicados y autorizados.

– Se aumenta la fidelización. La relación directa entre cliente y proveedor permite una mayor satisfacción en los negocios y por tanto mayor relación entre todos.

La cadena de bloques es una tecnología que viene a transformar la forma de relacionarse entre las partes en los negocios. Seguro que en tu sector de actividad se puede implementar, aportando grandes beneficios.